GR-11 a pie|Datos de Conangles a Sallent de Gállego

Cuarto año haciendo la Transpirenáica por etapas. Esta vez hemos cruzado gran parte de los Pirineos Aragoneses, nos han faltado sólo 3 etapas para hacerlo entero.


Este año nuestra experiencia en el GR-11 ha sido diferente por dos factores. Primero los kilómetros y los desniveles han sido diferentes a los de otros años. Segundo, en nuestra primera noche, en el refugio libre de Anglios, conocimos a un grupo de chicos que aunque habían empezado a caminar de dos en dos (Alejando y Victor, Hannes y Joshua, Futuro y Llorenç), se unieron en Puigcerdá y desde ese pueblo habían seguido juntos la ruta. En Benasque se unió Colin también ¡uno más! ¡Hacían asambleas y todo para decidir hasta dónde llegaban al día siguiente! 😉 un saludo chicos, nos habéis hecho todas las etapas mucho más amenas.

El Pirineo Aragonés es un paraiso de montañas y formaciones geológicas que puedes pasar horas mirando, como mirar el macizo del Posets desde el refugio de Viados o las montañas que rodean el collado del Añisclo, o cualquier montaña de Ordesa. Pasar cerca de picos conocidos como el Aneto, el Posets, Monte Perdido, el Vignemale o el Balaitús también ha hecho más simbólica la ruta.


Para ver muchas fotos de la ruta: Fotos GR-11 etapas de Conangles a Sallent de Gállego 

Los tracks te los puedes descargar en Tracks GR-11 Montanüm

Para ver los vídeos de nuestra experiencia: Vídeos Transpirenáica a pie


 

Aquí os dejamos la descripción de cada etapa.

Refugio de Conangles – Refugio libre de Anglios

Distancia: 8,5km | Tiempo: 4h40min | Ascenso: 981m | Descenso: 284m

El bus que cogimos en Lleida nos dejó en la entrada sur del túnel de Vielha sobre las 13h, allí empezamos nuestra ruta de este año.

El camino se coge por detrás del refugio de Conangles. Durante 2,5 km va en paralelo a la carretera, justo al llegar al puente (de la carretera) hay que cruzar al otro lado y ahí es cuando empieza la subida de 833m de desnivel en 5km. Hasta los 2000m es arbolado y con mucha humedad, después se empieza a despejar de árboles y comienza el paisaje de alta montaña hasta llegar al refugio. Desde la cabaña se contempla un lugar paradisiaco con lago y al fondo las montañas de Aigüestortes. Es un bonito sitio para ver atardecer y amanecer.

refugio de anglios

El refugio libre de Anglios está en buen estado. Tiene un altillo con acceso por escalera para una persona, aunque las tablas no están muy estables se puede dormir. En la tarima dormimos 6 personas, en el altillo 1 persona y en el suelo otros 2 (aunque podría caber alguno más) en total esa noche estuvimos 9 personas dentro y dormimos con la puerta abierta. No tiene chimenea, es todo de madera.

Refugio libre de Anglios – Puen de San Chaime

Distancia: 20,5km | Tiempo: 10h | Ascenso: 1090m | Descenso: 2075m

Para esta etapa conviene madrugar porque son muchos kilómetros y la parte final de la etapa se hace muy pesada con calor.

La ruta comienza teniendo que subir al collado de los Estaniyets donde muy cerca se está terminando de construir el refugio de Llauset. Desde ahí se rodea un poco la subida hacia el collado de Ballibierna para no hacer la subida tan vertical. Con el rodeo se llega hasta la mitad más o menos. Después depende de si hay nieve o no el camino se puede hacer siguiendo las marcas o construyendo tu propio camino entre los bloques de granito.

collado de ballibierna

Una vez en el collado de Ballibierna, a 2730m, las vistas son espectaculares a ambos lados. La primera parte de la bajada es de piedra descompuesta y después, al igual que antes, dependiendo de si queda nieve o no, comienza el sendero y los bloques de granito hasta pasar los dos lagos. Personalmente, este tramo hasta pasar el segundo lago se nos hizo un poco pesado. Una vez llegamos al final del segundo lago ya empiezan a aparecer los árboles hasta llegar a la pista que nos lleva al refugio libre de Puen Corones o de Pescadores. En este punto hay dos opciones, coger un autobús (en verano) que pasa varias veces al día o seguir andando por pista durante 10km hasta Puen de San Chaime (a 3km de Benasque). Nosotras hicimos el camino por pista y no nos importaría habernos cogido el autobús porque se nos hizo muy largo y sobretodo porque estábamos en plena ola de calor y eso lo hizo mucho peor.

Puen de San Chaime – Refugio de Estós

Distancia: 9km | Tiempo: 3h15min| Ascenso: 967m | Descenso: 398m

Esta etapa transcurre principalmente por pista, excepto los primeros kilómetros que son por carretera. Se pasa por el refugio libre de Santa Ana que está en buen estado y por la Cabaña del Tormo que está bastante sucio, llena de cacas de perro. El camino pasa también por las Gorges Galentes, merece la pena desviarse un par de minutos para ver ese espectáculo, los miradores están muy cerca de camino.

La etapa es muy bonita y una vez llegamos al refugio de Estós se pueden apreciar las vistas de mucho de lo que hemos recorrido. Ahí coincidimos con la Transpirenáica Social y Solidaria, Amalia aprovechó para hacer la sesión de estiramiento con ellos.

valle de estos

En el refugio los baños están en otra construcción fuera del refugio, el agua para beber es mejor cogerla de una fuente que hay fuera de los baños o en la zona de cocina libre, que aunque no se señala como potable, es de manantial. Las duchas eran de agua fría y había que pagar aunque te alojases allí (nosotras creíamos que eran de agua caliente), hay enchufes. La comida no sé si es que tuvimos mala suerte o suele ser así pero no nos gustó mucho, poca cantidad y muuuy soso, cuando nos acostamos nos sonaban las tripas, esperamos que sólo fuera ese día por alguna circunstancia concreta.

Refugio de Estós – Refugio de Viadós

Distancia: 12,5km | Tiempo: 6h | Ascenso: 895m | Descenso: 1092m

Para nosotras una de las etapas más bonitas de la Transpirenáica. En la primera parte de la etapa hay que subir al Puerto de Chistau y desde ahí comienza el descenso por un sendero, con piedra descompuesta y pasto de alta montaña, hasta que se llega al río Añes Cruces que hay que cruzar para ascender unos pocos metros y continuar ya sin mucho esfuerzo hasta el refugio de Viadós.

rio añes cruces

El refugio se encuentra en un lugar privilegiado con las bordas y el Posets de fondo. Es uno de los que más nos han gustado, conserva la esencia de refugio con techos bajos y el guarda lleva más de 35 años ahí. La comida: buena cantidad y muy rica. Nuestra habitación era de 1 litera y dos camas de 90, no sabemos cómo serían las demás de grandes. Los baños y duchas están dentro del refugio, para la ducha (de agua caliente) hay que pagar 2€ pero no tienes tiempo limitado, excepto la presión de la gente que está esperando.

Al lado del refugio hay una casita con mesas y un grifo que se puede usar también.

Refugio de Viadós – Parzán

Distancia: 23km | Tiempo: 6h35min | Ascenso: 964m | Descenso: 1530m

En esta etapa hay que subir al Collado de Urdiceto. Al salir del refugio hay que ir hacia una escultura donada al GR-11 y ahí hay indicaciones que te llevan a coger el sendero que baja hasta el parking (sí, se puede llegar con coche hasta muy cerca del refugio) y empieza la pista que nos acompañará durante 7km, de vez en cuando se pueden coger atajos que están señalizados.

refugio de viadós a parzan

Una vez en el collado comienza la bajada de nuevo por pista durante 9,5km. De vez en cuando se asoman algunos picos de Ordesa que con el paso de las etapas iremos viendo más cerca. El tramo final de la etapa son 2,5km de carretera.

En Parzán hay tres supermercados, gasolinera, dos o tres restaurantes y un hostal. Es un lugar de paso y tiene bastante movimiento.

Parzán – Pineta

Distancia: 22km | Tiempo: 7h | Ascenso: 1238m | Descenso: 1128m

Comenzamos el día siguiendo más las indicaciones del Camino de Santiago que del GR-11. Dormimos en el hostal y ahí hay indicaciones que te llevan por el pueblo hasta un sendero que en su parte final se hace intransitable por la altura de las plantas (sobre todo de las ortigas), tuvimos que saltar el murito de una finca para poder llegar a la carretera en zigzag, que nos lleva después de 4km hasta el pueblo de Chisagües.

Como dormimos en el hostal ese día decidimos no desayunar mucho ahí y comer algo una vez pasado Chisagües, así que al poco de coger la pista decidimos echarnos a un lado y sacar los bocadillos del desayuno. Era sábado y empezaban a pasar coches hacia los parkings de Pietramula, de broma nos dijimos si parábamos a alguno para que nos subiera y pensamos que no, nunca hemos hecho eso, pero a los pocos minutos se para un coche así porque sí y nos pregunta que si queremos que nos suba ¿? nos miramos las dos a los ojos y sin dudarlo le dijimos que sí y lo agradecimos mucho ya que no sólo nos quitó muchos kilómetros de pista sino que nos dejó en el segundo parking, justo a los pies de la subida final al collado. Además disfrutamos mucho saludando a los chicos desde el coche jeje.

collado de coronetasEl tiempo de esta etapa es de 7h pero teniendo en cuenta que hicimos toda esa pista en coche, nos ahorramos unas 2 horas.

La subida al collado es por sendero y los paisajes increíbles sobre todo cuando llegas arriba y ves todas las montañas de Ordesa delante de tus narices. Ver el collado del Añisclo desde ese punto impresiona bastante sobre todo porque hay que subirlo al día siguiente y no te puedes ni imaginar por dónde irá el sendero.

El tramo hasta los llanos de la Larri se hace por senderos y desde los llanos hasta la carretera también, además no es tan duro como parece en los perfiles, por lo menos vas a la sombra y por sendero que se nota que es muy transitado.

Cuando se llega a la ermita ya empieza la carretera que no dejaremos durante 3km hasta el refugio de Pineta.

El refugio está muy bien, también es accesible en coche. La comida buena cantidad y muy rica. Hay 8 duchas con agua caliente y las habitaciones (son divisiones con maderas) son de 2 literas y tiene espacio para dejar la mochila.

Pineta – Refugio de Góriz

Distancia: 14km | Tiempo: 11h | Ascenso: 1619m | Descenso: 711m

Nos espera un día muy duro y largo así que comenzamos a caminar a las 5:30am.

Desde el refugio hay que ir hacia el río e ir buscando los hitos que nos llevan hasta el sendero para empezar el ascenso, por suerte para nosotras el río no llevaba a penas agua y no tuvimos que descalzarnos.

Subimos a buen ritmo y viendo amanecer, la primera parte, durante 2,5km se va por bosque hasta los 1900m que cambia la vegetación. Durante el camino hay de todo, tanto sendero muy viable como pedruscos que hay que trepar para poder superar el paso. Uno de los últimos tramos, a partir de los 2100-2200m es de piedra suelta, un poco más incómodo y el último tramo también piedra suelta pero con sendero marcado. Nosotras tardamos 4-5h en llegar al collado.

subida al collado del añisclo

Desde el collado hay dos opciones para continuar, bajar a la Fuenblanca y volver a subir lo bajado hasta el collado que nos llevará a Góriz o elegir ir por la Faja deras Olas, que es lo que hicimos nosotras. Así desde el collado hay que ir cresteando hacia la derecha y siguiendo los hitos y las marcas que nos llevan hasta el comienzo de la faja. Desde el collado impresiona bastante sobretodo porque no se entiende bien por dónde puede ir el camino, pero una vez ahí todo se ve mucho mejor. Nosotras nos animamos a hacerlo por la faja porque íbamos con Colin y Futuro que si no, por cómo se veía desde lejos nos hubiéramos ido por la Fuenblanca, pero mereció la pena y aunque hay que ir con precaución no es para tanto como parece desde el collado.

Yendo por la faja nos encontramos dos tramos con cadenas, el primer tramo lo subimos sin necesidad de agarrarnos (además pesaban un montón) con los bastones nos fue suficiente. En el segundo tramo hay dos partes de cadenas, la primera sí que es más cómodo y aconsejable usarla pero la segunda también la hicimos sin agarrarnos yendo por la canal que hay con cuidado, lo vimos más fácil que si íbamos agarrados.

cañon del añisclo por la faja deras olas

El resto de trayecto hay que ir con conciencia pero se hace bastante bien, disfrutando mucho de las vistas al cañón del Añisclo y de las montañas de Ordesa en general, todo un espectáculo.

El refugio de Góriz estaba lleno como es habitual en verano, cenamos muy bien. Los baños están fuera y las duchas son de agua fría.

Ese día fue dulce y amargo porque nos reunimos todo el grupo, los que iban más rápido y los que iban una etapa por detrás, pasamos la tarde y cenamos todos juntos, después tocaba la despedida por que los planes de algunos en este punto eran diferentes. La comunidad de la lentejilla se separaba. :'(

Refugio de Góriz – Bujaruelo

Distancia: 24,5km | Tiempo: 6h30min | Ascenso: 620m | Descenso: 1500m

Como el día anterior habíamos tenido bastante con la subida al collado del Añisclo y los pasos de cadenas, para esta etapa decidimos bajar a la pradera de Ordesa por el Camino de los Mulos en lugar de por las Clavijas de Soaso. Cuando llegamos a la Cola de Caballo estuvimos un buen rato disfrutando de que aún no había llegado nadie y estaba totalmente sola, sólo nosotros (Colin y nosotras dos).

La bajada por la pradera de Ordesa hasta el parking se hace muy bien, tranquilamente pero un poco larga y además a cierta hora ya empieza a subir gente sin parar y te corta bastante el rollo al que estamos habituados durante tantos días.

cola de caballo y la pradera de ordesa

Desde el parking se coge otro sendero, aunque nosotros seguimos un rato por la carretera y lo cogimos más abajo donde hay un puentecito que hay que cruzar, que te lleva hasta el Puente de los Navarros, y ahí nos plantamos ese día, no podíamos más con el sol y el calor, era la una de la tarde y ya teníamos los brazos quemados del día anterior y no podíamos con más sol. Así que decidimos hacer autostop para ahorrarnos los últimos kilómetros por pista que nos quedaban, y tuvimos suerte, la primera vez que Amalia hace autostop y nos cogen a la primera. Disfrutamos de unas buenas cervezas y una ensalada en el refugio de Bujaruelo con Colin y luego ya nos despedimos porque él continuaba la ruta y ya no le íbamos a pillar. Más tarde aparecieron Alejandro, Futuro y los alemanes que como otras veces se adelantaron un poco en el camino para hacer vivac.

En el refugio de Bujaruelo muy bien, cenamos bien y dormimos en la habitación multiple. Tiene 2 duchas de agua caliente.

Refugio de Bujaruelo – Refugio de Bachimaña

Distancia: 24km | Tiempo: 10h30min | Ascenso: 1925m | Descenso: 1028m

¡Esta etapa sí que se nos hizo larga! El camino se coge al lado del puente, durante 5km es por sendero-pista. En la cabaña de Ordiso hay que estar atentos porque parece que el camino sigue hacia abajo, hacia un puente (el puente de Ordiso), pero no, hay que rodear la cabaña girando hacia la derecha, nosotras pusimos hitos, pero seguro que pasa una vaca y los tira así que id atentos por que todos ese día, nos equivocamos y mínimo llegamos hasta el puente, donde nos dábamos cuenta de que algo no cuadraba y teníamos que retroceder. Cuando nos encontramos de cara con el río Ara hay que ir atentos porque hay que cruzarlo, así que si en lugar de seguir las marcas lo puedes cruzar antes eso que te vas a ahorrar, porque después si va con mucho caudal (como nos pasó a nosotras) lo vas a tener que cruzar igual.

En ese punto ya se ve a nuestras espaldas el Vignemale, inconfundible presidiendo toda nuestra subida junto con ibones impresionantes hasta el Collado de Brazato, que se hace largo porque parece que nunca llega, va por sendero y por bloques de granito.

La parte de la bajada se hace bien, hay sendero con algún tramo de piedra descompuesta pero bien.

refugio de bachimaña

Para llegar hasta el refugio de Bachimaña también hay dos opciones, bajar hasta Baños de Panticosa y volver a subir hasta el refugio o coger un desvío siguiendo una tubería de agua. La segunda opción es la que elegimos nosotras, esta parte también la hicimos con los chicos, ya habíamos quedado el día anterior porque nosotras llevábamos el track en el gps y ellos desconocían esta opción.

Una vez pasado el ibón de Brazato, a medida que bajas, se va viendo la tubería que tenemos como referencia para coger esta variante. Cuando ya nos encontramos con la tubería en el camino (a 2200m aprox), ésta gira a la derecha y en ese punto la empezamos a seguir, a veces hay que andar sobre ella y otra veces al lado o por donde se pueda. Esta variante no está nada señalizada, a veces parece que hay sendero, a veces parece que nunca ha pasado nadie por ahí, pero sí, vas bien por ese camino. Hay que pasar por dos túneles, por el primero hace falta el frontal, por el segundo que es más corto, si el día es luminoso, no hace falta. Al poco de pasar el segundo túnel se deja de seguir la tubería, no tiene pérdida, porque deja de haber viabilidad para seguirla, entonces hay que ascender unos metros para continuar por un sendero normal. Aunque se ve el refugio a lo lejos, el sendero se hace muy largo y da la sensación de que el camino te aleja del refugio en vez de acercarte. Con el calor que hacía íbamos todos con poca agua, por suerte había una cascada una media hora antes de llegar al refugio y pudimos hacer un descanso porque necesitábamos reponernos y beber tranquilamente, nos sentó genial ¡Es lo que tiene hacer esto con ola de calor!

El refugio de Bachimaña es del 2012 así que está muy bien, es moderno. Cenamos muy bien también y las duchas con agua caliente y enchufes en las habitaciones.

Aquí ya nos despedimos de los muchachos definitivamente porque continuaban un poco más y ya no los íbamos a pillar al día siguiente porque nosotras íbamos hasta Respomuso y ellos hasta Sallent de Gállego.

Refugio de Bachimaña – Refugio de Respomuso

Distancia: 10km | Tiempo: 6h50min | Ascenso: 898m | Descenso: 938m

¡Vamos a por el collado de Tebarrai! Uno de los más temidos de la Transpirenáica.

En la primera parte de la ruta, cuando pasamos el embalse de Bachimaña, nos podemos encontrar con un río con caudal suficiente como para tener que descalzarnos para seguir las marcas del GR-11, pero no es necesario si seguimos su cauce por el sendero de la margen izquierda del río, lo importante es llegar hasta el ibon Azul Inferior siguiendo los hitos, porque te llevan al mismo punto y te ahorra tener que cruzar ese río, lo cruzamos igual arriba del todo por la presa del ibón Azul Inferior, todo depende del agua que te encuentres.

Una vez pasados los dos ibones, podemos apreciar los picos de los infiernos y sus marmoleras ¡impresionante! Ya tenemos el Cuello del Infierno delante, sólo hay que subirlo, y aunque cansado, como todos los collados, se sube bien. Una vez arriba podemos disfrutar del lago de Tebarrai, el pico y el collado hacia donde nos dirigimos.

collado de tebarrai

Cuando llegamos a los pies del Collado de Tebarrai ya podemos apreciar lo que nos espera. Piedra descompuesta y trepadas, pero una vez que te pones no es tan difícil, solo ser consciente de lo que estás haciendo e ir con cuidado, sin embargo cuando estás arriba en el collado y miras lo que tienes que bajar te preguntas ¿cómo voy a bajar por aquí? pero todo es empezar, nosotras fuimos pegadas a la pared de la derecha para poder apoyarnos bien en la pared y bajamos despacio y tranquilas. ¡Al final se nos hizo hasta corta la bajada! Si vas bien, sin miedo ni presión es hasta divertido, hay que agarrarse, destrepar, bajar de culo…te las tienes que apañar hasta que ya puedes sacar los bastones e ir “esquiando” por la piedra descompuesta.

Finalmente llegamos hasta el lago de LLena Cantal, unas vistas espectaculares e inolvidables del Pico Tebarrai, la Gran Facha y el Balaitús ¡Ya se ve el refugio! pero como siempre, aunque sólo quedan 3km, se hace largo llegar hasta él. En cierto punto pasado el lago (a 2190m) hay dos opciones, seguir hacia la derecha (no está marcado como GR-11) que te lleva hasta un puente y luego al refugio o ir hacia la izquierda siguendo las marcas, pero primero hay que cruzar un río y más tarde…¡el embalse! era gracioso por que se veían las marcas cubiertas por el agua y las otras marcas ya en la tierra al otro lado ¿hacemos triatlón? nosotras cruzamos por las zonas más bajas hasta llegar de nuevo al sendero que finalmente ya nos llevaba  hasta el refugio.

El refugio de Respomuso está muy bien, tiene baños y duchas (de agua caliente) en cada habitación.

Refugio de Respomuso – Sallent de Gállego

Distancia: 11,5km | Tiempo: 3h30min | Ascenso: 262m | Descenso: 1162m

Salimos con calma este día, es el que más tarde nos hemos levantado y se hacía raro, pero es una etapa corta.

La bajada se hace bien, pero cuesta dejar de mirar hacia atrás y despedirnos de las vistas tan bonitas.

El camino está bien marcado y aunque se desciende mucho desnivel se hace fácil y entretenido.

refugio de respomuso

En la Sarra hay parking (nos recuerda a Ordesa porque íbamos cruzándonos con bastante gente que subía hacia Respomuso) también hay un chiringuito. A esa altura seguimos cogiendo los caminos marcados hasta que nos llevan a un carretera que cogemos durante sólo 5 minutos, ya se ve Sallént de Gállego a lo lejos, sólo queda coger el último sendero que nos deja en el pueblo. Hay bastante movimiento, muchos bares, supermercados y de todo lo que se pueda necesitar.

Y aquí, en Sallént de Gállego acaba nuestra transpirenaica por este año. Ha sido más intenso que los pasados, o por lo menos diferente. Ahora con ganas de pasar por el Anayet y de entrar en Navarra para, poco a poco, alcanzar el Cabo de Higuer y tocar el Mar Cantábrico.

 

Y como siempre, para cualquier duda o sugerencia….aquí estamos! 

perfil 2

Un abrazo transpirenáico!

Amalia y Maryló